Ciudadanía de primera y de segunda.

contaminación

en Asturias24

Por David Díaz Delgado. (1)
Seguro que alguien estará ya pensando que otra vez un pesado hablando de que se nos discrimina. ¿Y por qué será ahora? Pues de momento solo hablaremos de contaminación del aire.
El aire que se respira en la comarca de Avilés es uno de los más contaminados de España y de Europa. Esto ya está más que repetido. Nadie puede decir que no lo sabe; como mucho se podrá decir que no se lo creen, que no lo asumen o que les da igual. Pero está tan repetido en la calle, en la tele y en los periódicos que es imposible que haya alguien que no lo sepa.
También es sabido, por mil veces anunciado, que somos la comarca con mayores índices de algunos tipos de cáncer, y con muy mala situación en enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Además, investigaciones médicas han hecho famosa la zona por las “placentas negras” y por bebés que nacen con cantidades exageradas de diferentes sustancias químicas tóxicas en sangre. También tenemos índices elevados de Parkinson y de trastornos de espectro autista, que están dando pie a investigaciones porque muy probablemente tengan relación con la mala calidad ambiental.
Mientras, la legislación española se queda obsoleta, permitiendo que sean legales valores de diferentes sustancias tóxicas que doblan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.
Y además, las autoridades no se toman suficientemente en serio el asunto, conformándose con llegar a duras penas a cumplir los valores legales. Nuestras autoridades incluso justifican y quitan importancia a los abundantes casos en los que se superan los valores legales, nos quieren hacer pasar por tontos; están permitiendo (por acción y/u omisión) que sigamos siendo el único lugar de España que queda aún por cumplir la legalidad en las concentraciones de partículas PM10 (partículas de menos de 10 micras de diámetro).
Y peor aún, llegan incluso a mentir para intentar justificar lo injustificable; un ejemplo claro muy reciente fue el intento de la consejera Belén Fernández de convencernos de que iba a haber alta contaminación por entrada de aire sahariano cargado de partículas, luego desmentido por los servicios meteorológicos.
La máxima responsabilidad recae en el gobierno del Principado. Pero si las normas que nos hemos dado (muy mejorables, por cierto) no se cumplen, no se hacen cumplir y además no hay sanciones, pues aquello de que “quien contamina, paga” parece que aquí se queda solo en una declaración de intenciones. Las “empresonas” siguen sin invertir en mejoras de sus instalaciones y de sus sistemas productivos. Siguen chantajeando a los trabajadores y a las administraciones. Y siguen también teniendo beneficios multimillonarios.
Pues con este triste panorama, nos encontramos con las noticias de que en Madrid toman medidas importantes para reducir el tráfico porque los niveles de contaminación han subido mucho en la capital en las últimas semanas. Y vemos publicaciones como esta en la que se hace patente que la situación en Asturias es muy parecida a la de Madrid, pero no se tomas medidas. http://www.asturias24.es/secciones/vivir/noticias/los-niveles-de-contaminacion-de-asturias-se-acercan-a-los-de-madrid/1449261010
Pero se ve que en Avilés somos ciudadanía de segunda. Tal como nos contaban en una reciente entrevista en la prensa local, hace 10 años había varias decenas de “puntos negros” en toda España; desde hace unos años solo queda Avilés.
A lo mejor también conviene recordar, y más en periodo electoral, que en Madrid está gobernando desde hace poco Manuela Carmena (Ahora Madrid) y que la responsable de medio ambiente de la ciudad es Inés Sabanés, reconocido baluarte del partido verde Equo. Aquí, en Asturias tenemos al PSOE de Javier Fernández (antes Vicente A. Areces) que mantienen a una consejera de probada incapacidad como Belén Fernandez; y en Avilés a un gobierno también PSOE, acomodado y plegado al entramado socialista regional; y a un exalcalde avilesino en la autoridad portuaria.
De poco nos sirve la encomiable labor de información y denuncia del Colectivo Ecologista de Avilés o de la Coordinadora Ecoloxista d´Asturies si la ciudadanía no toma la palabra (y el voto) para exigir que se cumpla el derecho fundamental (recogido en la declaración de los derechos humanos y también en la Constitución Española) de poder disfrutar de un medio ambiente saludable.

(1) Los artículos de la categoría de Opinión están firmados por su autor, y sus posiciones no son necesariamente compartidas por la mayoría.
Es la muestra de la pluralidad de Ganemos Avilés en Común, entendida como un valor que nos enriquece.

Anuncios

Acerca de ganemosaviles

Ganemos Avilés para l@s ciudadan@s.
Esta entrada fue publicada en Contaminación, Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.